visita mi web creativa

sábado, 7 de agosto de 2010

El sostén perdido


Después
de amputar mi brazo izquierdo,
de quitarme la nariz
de dejarme los pies en los zapatos
de olvidarme el pelo en el cepillo
de depositar las orejas junto a los pendientes...

Después

de encontrar vestidos con cinturas marcadas
rebuscar cuellos entre bufandas
jugar con anillos olvidados en guantes
de apoyar mi almohada sobre un pecho amable

Después descubro que

ahora no encuentro el plano de la baldosa
que me sujeta.


7 comentarios:

Manuel dijo...

¡Y lo bien que te sujetan tus versos!.

Este me ha encantado, Nelken... Espero que no sigas perdiendo órganos entre las prendas y, al fin, te hagas entera en el aire.

besos.

Mari Carmen Azcona dijo...

Quizás después...

descubras que no son las baldosas las que sujetan, que la línea por la que caminas es recta aunque esté mal perfilada...Y que tu pluma, de trazos sinceros, es el mejor anclaje que puedes tener.

Este magnífico poema será testigo de lo que digo.

Besos y un cálido abrazo compañera de baile.

Bihotzez.

Nelken Rot dijo...

Queridos amigos,

Sin lugar a dudas son las palabras escritas quienes mejor me sujetan. Empaqueto mis órganos y los voy a dejar en la fresquera para no seguir perdiéndolos, que no se tienen tantos, jeje.

Seguimos bailando la vida que es la mejor manera de transitar por ella.

Besos, bailes y abrazos a los dos

Nelken Rot

Anónimo dijo...

Decía Picasso: "Yo no busco, encuentro" Yo creo que jamás se encuentra lo que uno se obliga a buscar. Hay que dejar que la vida fluya. Y, si se conoce el camino, si de verdad se conoce el camino, tirar los planos y los mapas equivocados. Yo sigo en Orzeán y comento poco...pero leo las cosas de los amigos/as. No estoy para grandes caminatas, ni brillantes palabras, but I am still alive. So I think.

Port

Nelken Rot dijo...

En fin, escribo lo que pensé que ya había sido publicado. A veces, los sms se borran y los comentarios también. ¿quién entiende a las máquinas? Yo desde luego, no.

Increíble cita Port: jamás se encuentra lo que uno se obliga a buscar.

Vamos para ponerla frente al espejo del baño.

Gracias por tu visita.

;-D

Nel

Enrique Gracia Trinidad dijo...

Qué buen ejemplo de mirada trasversal, poética, con guiño... Es de lo mejor que te he leído, y mira que...
Un beso y gracias.

Anónimo dijo...

Gracias a ti Enrique por leer, comentar y valorar, todo un halago.

El sostén perdido salió solito, de estas cosas que parece que ya estaban escritas y sólo tuvimos que ir escribiendo al dictado.

Un beso con sabor a la vuelta del verano.

Nel