visita mi web creativa

domingo, 27 de junio de 2010

Lluvia de verano


No me gusta correr ni cuando llueve, le dijo Caperucita al bolo. Prefiero detenerme en cada gota, sentir el frío sobre mi cuerpo vivo. Saber que tengo una casa que me espera, que estás con la toalla dispuesto a recibirme. Albergar tus abrazos bajo el agua caliente, reteniendo el tiempo. Jugar por la vereda de tu espalda, reír. Recorrer descalzos el camino hasta saborear de nuevo el hogar hoguera.


12 comentarios:

Rosa dijo...

Que buen recorrido hacia ese final tan impactante Nelken.
En solo dos palabras defines todo el poema: "saborear de nuevo el hogar hoguera".

Buen trabajo corazón. Un placer encontrarte en esta mañana de domingo.

Un beso enorme

Mari Carmen Azcona dijo...

No hay que correr. Los buenos momentos, las sensaciones hay que intentar que se dilaten por encima del tiempo.

Me gusta como extiende las sabanas de los sueños y como atrapa en la almohada los deseos Caperucita...me gusta esta Caperucita.

Un fuerte abrazo.

Nelken Rot dijo...

Esta Caperucita es muy curiosa, ¿verdad? Tiene vida propia, de vez en cuando viene a visitarme y me cuenta unas historias fantásticas.

Esta vez la visita ha sido un domingo por la mañana tiempo ideal para desperezarse con pausa.

Besos a las dos, compahneiras.

Nel

toñi dijo...

Me parece fantástico que existan personas como Caperucita...Que disfruten de cada instante de la vida...Que saboreen poco a poco todo lo que las rodea...Y que después de una tormenta de verano salgan al campo para disfrutar del aroma de la tierra mojada.

Dile a Caperucita que siga contándonos historias tan bonitas como ésta.

Muchos besos a las dos.

Toñi

Mari Carmen Azcona dijo...

¿El hogar hoguera?

Me gusta. cálido, acogedor...¿qué tendrá el fuego que tanto fascina?

Bihotzez.

Nelken Rot dijo...

Tacirupeca, Tacirupeca jodí el bolo, Ven ven que el Dozaca nevié con su tapecoes y cehá MUP-MUP!!

Jodí el bolo, es un homenaje a un cuentero alcarreño que todos los años cuenta el mismo cuento: Caperucita Roja al revés: Tacirupeca Jarrrooow!

Bolo en Toledo significado tontorrón.

La abuela Max llamaba así a veces a mi abuelo Cartucho.

Homenajes personales que precisaban de aclaración. Gracias a aquellos que me lo indicasteis.

Beijos Veloces

NR

Manuel dijo...

Siempre es hermoso leer un buen cuento en las noches calurosas.

Si, además, el cuento es transgresivo y nos abre los ojos a fantasias por descubrir, entonces es un lujo.

Y si viene de tu mano, en ese caso es un encanto.

Gracias por tu cuento, Nelken. Un beso... sin prisas.

Anónimo dijo...

Besos tranquilos, sí, definitivamente yo también tengo que aprender del ritmo pausado de Caperucita, Detenerme a sentir los placeres que la vida nos ofrece todos los días, en cada momento, just here and now.

El calor de esta noche hoy es a mí a quien no deja dormir.

Un abrazo Manué.

NR

Anónimo dijo...

"No me gusta correr ni cuando llueve. Prefiero detenerme en cada gota"
Eso intentamos los que vemos la multitud y el estruendo de la masificación como amenaza. No se regresa nunca del mismo modo. Nada es lo mismo cuando uno se expone a la lluvia de verano.

Port

Anónimo dijo...

Sí, la lluvia de verano nos ayuda a curar las heridas, a dar frescura a todo lo que es pesado y caliente.

Aunque hay quien dice que correr de forma intensa bajo la lluvia es un placer, caminar bajo la lluvia descalza sobre la tierra empapada es otro.

Me encanta el principio de la película de Isabel Coixet Mi vida sin mí.

Música casual de vasos de cristal.

Nel

Mari Carmen Azcona dijo...

Caminar bajo la lluvia descalza sobre la hierba...con aroma a tierra mojada...¡ A eso me apunto yo!

Os mando un poco de nuestra brisa, para que apague vuestra ola de calor.

Besos y abrazos.

Anónimo dijo...

uhmmmm! qué rica caminata, qué maravillosa es la mente, ya estoy allí contigo.

Besos

Nel