visita mi web creativa

martes, 30 de noviembre de 2010

En el leve espacio de un coche


Te oigo todos los días. Dices que vives solo y cuentas al parabrisas: ayer, otra vez, me cabreé conmigo mismo. Sigue cantando y relájate.

Tu volante.

8 comentarios:

Manuel dijo...

Sería bueno relajarse. Disfrutar del movimiento y no cabrearse por los parones.

Sería fantástico sonreir en lugar de gritar.

Es un relato como para ponerlo en pegatinas por toda la ciudad, Nel.

Un beso.

Anónimo dijo...

Sí...la vida requiere una buena conducción...al menos de uno mismo. No conviene girar demasiado el volante estando parados, pues la dirección sufre. Tampoco estar siempre parados pues el vehículo se resiente de la inactividad. Como en todo en la vida, hay que buscar un cierto equilibrio entre la realidad y los sueños.
Corta, pero bonita entrada, Nel.

Port

Valeriano Franco dijo...

!Ah el coche¡El coche es, al menos para mí, el lugar más fenomenal para relajarse y/o cantar y/o gritar a todo pulmón. Agarrado al volante es como si tuvieras en tus manos todo lo que necesitas. Dentro puedes hablarte, cabrearte …, lo puedes hacer casi todo. Una maravilla.
Un abrazo, amiga
Valeriano

Mari Carmen Azkona dijo...

¡Hay que ver cómo somos los seres humanos! Pagamos nuestras propias frustraciones con entes, supuestamente inanimados, como si ellos tuvieran la culpa de lo que nos ocurre...

Hay estadísticas que dicen que los ratones de los ordenadores son los más afectados por este síndrome. Han creado una plataforma y ya han interpuesto las primeras denuncias por Mobbing y agresiones.

Rie, relájate y canta mi linda flor.

Besos y abrazos de algodón.

Nelken Rot dijo...

Good morning everybody!!

Sin darme cuenta parece que he escrito al coche fantástico. Verdaderamente, es un espacio individual muy apropiado para nuestra sociedad, para sentirnos y escucharnos, aunque también hay que estar atentos al afuera, jeje. El mítico equilibrio mencionado por Port.

Me encanta la idea de las pegatinas Manuel: Canta y relájate, uhmm yo creo que funcionaría.

Valeriano, coincido contigo y me alegra mucho que te pasees por estos jardines. Sé bienvenido.

qué interesante que los ratones se revelen, hay muchos informáticos e informáticas que tienen que ser operados de la mano derecha por culpa de estos animalitos de toma de decisiones.

Abrazos a todos,

Nelken


Y si no que digan cómo se sienten quienes acaban de ver a los Miserables, por ejemplo.

Anónimo dijo...

Seguro que los volantes de los coches son testigos de muchas conversaciones, incluso de monólogos interminables. No es de extrañar que algunos conductores tengan la sensación de que su "asiduo compañero de viaje" les conteste... ¡Y es que pasa cada cosa!

Besitos.

Mila

toñi dijo...

Querida Nel, me he subido las 128 escaleras contigo...Aun cargada me ha parecido una maravilla.

¿Sabes que es efectiva la recomendación del volante?...El final de mi jornada laboral ha estado un poco accidentada, y cuando he empezado a echar humo, he dicho: “Sigue cantando y relájate”... Ha sido mano de santo, ¿a que sí, Carmen.? Ja,ja,ja.

Muchos besos.

Toñi

Nelken Rot dijo...

Me encantan esas pegatinas en las aceras, en las salidas del trabajo, en la parte trasera de los coches:

sigue cantando y relájate.

Claro, que sí Mila, Toñi, es que a veces pasan unas cosas.

Besos miles

Nelken