visita mi web creativa

lunes, 7 de noviembre de 2011

Conversaciones con la ventana


El árbol ha amanecido despelujado. Apenas quedan las hojas resistentes, las imprescindibles, las que marcan la diferencia entre lo caduco y lo perenne.

Yo quiero a mi nuevo árbol, especialmente porque sus ramas empiezan a parecerse a las raíces de un puerro: sin embargo, siguen desafiando al cielo.

Arrecia el viento y acaricio con mi mano tibia su silueta deshilachada. Quien dijo frágil, se equivoca. Mi árbol conquista días, horas. Todavía no sé su nombre, es cuestión de aprender a escucharle.


Hoy despierta despelujado, soberbio de cara al zumbido del invierno. Te llamarás: Pelujo.

6 comentarios:

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Querida Nelk, las ventanas son unas compañeras de viaje excelentes. Y más si trepa un "pelujo" hacia el alféizar. Cultiva su amistad, sobre todo la del árbol, ya verás cómo colaboran los dos contigo. Te darán noticias de los cotrilleos del portal, de la acera, de la acera de enfrente, de los que van, de los que vienen y de lo que ven al otro lado de la manzana. Cuídalos. Ya verás como te ayudan. Solo una advertencia: si la ventana abre para dentro, tienes que tener cuidado, porque si la dejas abierta por la noche, puedes tropezar con ella, y luego los chichones... ¿Recuerdas?

Besos, todos para tí.

Alex

Nelken Rot dijo...

jajajaja, ya me acuerdo ya. Pero aquí no hace calor, en absoluto. Y por si eso fuera poco, mi ventana está sellada y no se puede abrir. Menos mal que la habitación es muy grande. Pero vivir en una casa victoriana con 120 añitos es lo que tiene.


Poco a poco iré expandiendo mi visión para que imaginéis el entorno.

Mil gracias por tus visitas.

Nel

Mari Carmen Azkona dijo...

“Quien dijo frágil, se equivoca. Mi árbol conquista días, horas. Todavía no sé su nombre, es cuestión de aprender a escucharle.”

Querida Nel, cómo me gusta este árbol que conquista días y horas, qué bonita imagen tan positiva, tan segura.

Escúchale y te dirá que no te preocupes, que hay que eliminar lo que no sirve, que no hay que desgastarse, que la savia es para los brotes nuevos, no para los caducos...Me gusta Pelucho, es inteligente.

Y ahora que estamos en conversación, tengo una confidencia que contarte. El otro día entre en tu casa y me llevé prestado “Arriba en el árbol”. Quería compartirlo con unos amigos que viajan hacia Itaca y ahora vuelto cargada de palabras para ti, espero que te gusten.


Besos y un fueeeeeeeeerte abrazo de algodón.


* Es una mirada muy original. Un texto irónico y muy inteligente

* Esta es Nelken... una gran escritora. Gracias, gracias y gracias. Besos de algodón para las dos. (Toñi)

* Ese testigo está construido de algo que traspasa cualquier corteza, de una gran sensibilidad. Gracias

* Curioso e inteligente, muy inteligente..

* ¡¡Qué bonito!!

* Los compañeros de viaje son importantes, de acuerdo; más que eso: esenciales, si uno decide ir acompañado. Gracias de nuevo por traernos cosas interesantes.

* Sin duda un reflejo de lo que puede pasarnos... Aunque en parte, volver a los orígenes, dormitar plácidamente en contacto con la naturaleza, tiene su encanto. Y ha sabido expresarlo.

Hoy volví a este texto... mientras remoloneaba en la cama, Atxia, me puse a recordar tu texto... No sé cómo pero sí por qué encontré un parecido con la Oda a la crítica de Neruda, y me imaginaba a la protagonista en una rama de su árbol secando ropa al viento... Me motivó a volver a leerlo. Me gusta más aún que la primera vez que me gustó.

* Otra Dama rampante, me recuerda a una activista que estuvo viviendo en un árbol no sé cuánto tiempo. En fin, de seguir así... si los árboles no guardan rencor al sapiens sapiens ,y con un poco más de presión sobre el mundo, con algo de suerte todos subiremos de categoría. Rezo por que no subamos del todo definitivamente. Dulce e irónica la Rot.

Nelken Rot dijo...

Bueno, bueno, bueno: menudo regalazo de cumpleaños Mariatxu.

Ahora ya tengo tarea, hay que ir a buscar la Oda a la Crítica de Neruda, jaja.

Eres un sol y me llega tu calor traspasando fronteras:literal, jaja.


Me quedo con eso de eliminar lo que no sirve.

Besazo nocturno de lana y rosas rojas. Aquí las casas siempre están repletas de flores, para alegrar los días, y las noche.

;-D

Nel

Rosa dijo...

Me encanta ese nuevo árbol que está amaneciendo en ti mi querida Nelken y que apunta a crecer hacia fuera y hacia adentro, sin importar que sus ramas se despelujen, siempre que crezcan apuntendo alto, siempre que sientan cada estación tal como es, sin disfrazarse de eterno.

Un abrazo princesa con un susurro de canción que dice: ¡feliz cumpleaños!

Nelken Rot dijo...

Feliz otoño de hojas secas, querida Rosa.

Aupales para esta estación del año.


Cazando besos de mariposa.

Nelken