visita mi web creativa

viernes, 3 de febrero de 2012

Wislawa Szymborska


Escribiendo el curriculum

¿Qué hay que hacer?
Presentar una instancia
y adjuntar el curriculum.

Sea cual fuere el tiempo de una vida
el curriculum debe ser breve.

Se ruega ser conciso y seleccionar los datos,
convertir paisajes en direcciones
y recuerdos confusos en fechas concretas.

De todos los amores basta con el conyugal,
los hijos: sólo los nacidos.

Importa quién te conoce, no a quiénes conozcas.
Viajes, sólo al extranjero.
Militancia en qué, pero no por qué.
Condecoraciones sin mencionar a qué méritos.

Escribe como si jamás hubieras dialogado contigo mismo
y hubieras impuesto entre tú y tú la debida distancia.

Deja en blanco perros, gatos y pájaros,
bagatelas cargadas de recuerdos, amigos y sueños.

Importa el precio, no el valor.
Interesa el título, no el contenido.
El número del calzado, no hacia dónde va
quien se supone que eres.
Adjuntar una fotografía con la oreja visible:
lo que cuenta es su forma, no lo que oye.
¿Qué oye?
El fragor de las trituradoras de papel.


Wislawa Szymborska. Ha muerto el 1 de febrero de 2012.

3 comentarios:

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Querida Nelken, muchos en busca de trabajo no sabrán nunca que pasó con su currículum, tan pulcramente cumplimentado, con todas las verdades demostrables y algunas mentirijillas que nunca serían descubiertas. Muchos, antes de pasar por ningún registro, seguro que cayeron en la destructora de documentos. Nadie lo dirá. Pero no importa. Hoy nos recuerdas a la escritora y poeta polaca Wislawa Szymborska. Todo un ejemplo de abnegación y perseverancia. Por falta de medios económicos no terminó sus estudios universitarios. Seguro que rellenó muchas solicitudes hasta encontrar un puesto de trabajo en los ferrocarriles. Después, quién sabe con cuánto esfuerzo,lo consiguió: escribió casi una veintena de libros, como sabes. Tal vez eso no será muy importante, pero sí que será reconocida en el mundo literario y social de todos los tiempos. Todo un ejemplo.

Besos.

Alex

Nelken Rot dijo...

Su escritura por sencilla y transcendente llega directa al corazón, y eso vale oro.

Me alegra profundamente que pese a todo, consiguiera el Nobel de literatura y se la estudie en los colegios. Esas semillas siempre germinan, aunque no sepamos dónde, ni cuándo, pero sé que lo hacen.

un gran abrazo Alex

Nelken

Rosa dijo...

Mi niña, no sabía lo de la muerte de Wislawa Szymborska. Gracias por contarlo y dejar aquí este homenaje merecido.

Siempre me ha gustado su poesía y sin duda ella, no sólo como escritora, sino sobre todo ello, como mujer en la época que te tocó vivir.

Un besito con todo mi cariño, mi dulce Nelken