visita mi web creativa

domingo, 7 de febrero de 2010

El paraíso se construye, y hemos decidido habitarlo

Existe un lugar donde siempre
hay un rico té, una conversación,
una siesta en mitad de la ciudad,
esperando
te.


(Make tea, not war).


8 comentarios:

Manuel dijo...

Y nos pasamos la vida buscando sucedáneos!.

Me ha gustado mucho comprobar, de nuevo, la hermandad entre lo sencillo y lo intenso. Esta vez de tu mano amiga.

Con té o con te-misma, un abrazo.

Emilio dijo...

Ahí estamos Nelken, ahí estuvo la voz de Mercedes, como la de tantos otros que pusieron su voz a la vida y se levantaron con ella desde la decepción y la desesperanza, desde el dolor y la injusticia, consciente o inconsciente, desde el dolor de cuerpo y corazón...El paraíso está siempre en el horizonte...y mientras existan los sueños existirá ese lugar. Un lugar que los sobrevivientes, como dice la canción, tienen dificil alcanzar...pero, en algunos hermosos y escasos momentos, lo consiguen.
"Al menos que no nos quite nadie la gloria del intento"
Es uno de mis pensamientos preferidos.
Estoy cansado...el invierno no se va del todo...pero tu entrada me da un nuevo punto de apoyo y referencia.
Gracias.

Port

toñi dijo...

¡Qué paraíso tan acogedor! Un sabroso té, una amena conversación y...como música de fondo tenemos a la Negra. La Negra que desde el exilio, vio como la dictadura, rompía en pedazos miles de familias.
“Tantas veces me mataron, tantas veces me morí, sin embargo estoy aquí resucitando”.
Así es, volvió del exilio en el 83 con más fuerza que nunca. Volvió a construir su paraíso, con esos pensamientos y con esas ideas por las que la despatriaron, junto con filósofos, escritores, científicos...

Besos.

Toñi

Anónimo dijo...

Afortunadamente es así, aunque, para algunos, sea difícil encontrar ese lugar.

¡Qué buena entrada, Nelken!

Un besito
Mila

Mari Carmen Azcona dijo...

Si Nelken, se construye en la tierra...un lugar donde refugiarnos, donde conversar entre amigos de lo divino y, sobre todo, de lo humano, donde encontrar el reflejo de nuestros sueños...Gracias por dejarnos la puerta abierta al paraíso.

Un beso.

Nelken Rot dijo...

Lo mejor del Paraíso es que te hagan visitas, jeje.

Más en serio, lo mejor para mí es compartir, si no no tendría mucho sentido, aunque estar solo y disfrutar ese estado también es fantástico.

Take care all of you folks!!

Nelken

Alejandro dijo...

Querida Nelken, construimos nuestros paraisos allí donde gustamos de lo que más nos apetenece. Nos sirve un rincón acogedor donde bostezar el adiós del sueño tras la última siesta, la infusión espiritosa que nos anime a indagar por los recovecos de la vida y la charla distendida con la amistad, o con nosotros mismos si no hay nadie a mano. Todo nos ayudará a poner el primer paso en el camino soñado.

Sugerente tu breve.

Besos

Alex

Anónimo dijo...

Se está bien aquí...es lugar donde hay armonía, calor, y sueños intentando ser compartidos. No hay demasiadas normas en tu vida, parece, pero hay esfuerzo, sentido del compañerismo, colaboración, trabajo...Gracias, Nel, en nombre de todos.

Port