visita mi web creativa

martes, 9 de marzo de 2010

El otro lado del cielo



Desde el otro lado del cielo te digo que la riqueza no se mide por el número de corazones atrapados, sino por la sonrisa de tu corazón abierto.





13 comentarios:

antonio castillo dijo...

Nelken, maravillosa la canción y profundo el aforismo atrapado por tu pluma. Un beso. Ah, y lamento perderme la presentación en Toledo el próximo día 12, no puedo asistir. ¡Que tengas mucho éxito!

Mari Carmen Azcona dijo...

Qué bienestar transmite este bello pensamiento mientras escuchas la canción. No sé si vendrá del cielo pero está cargado de paz y entendimiento, porque realmente un corazón amable atesora con el paso del tiempo calor, amistad...

Un beso, yo acepto el corazón ofrecido de la canción.

Nelken Rot dijo...

Hooola amigos,

Como decía mi bisabuela el amor es elástico: cuanto más das, más obtienes.

Si piensas en abundancia, aparece la abundancia.

Este aforismo surgió de la lectura de un libro cortito, intensisimo y maravilloso de la escritora mexicana Angeles Mastretta,
"Ninguna eternidad como la mía". Os lo recomiendo se lee en una horita o tal vez menos, espectacular.

En España esta autora puede ser conocida porque se llevó al cine otro libro suyo mucho más conocido "Arráncame la vida", su lectura es otra gozada.

Ahora que parece que arranca la primavera estaría muy bien leer a la Mastretta.

Antonio muchas gracias por tus buenas energías, y ya sabes hoy, si quieres verme, en el Entredós también recito. Sol está mucho más cerca.

un abrazo a los dos

Nel

Alejandro dijo...

Bonita y aleccionadora sentencia, querida Nelken. Efectivamente, no es la cantidad lo más importante, sino la calidad de nuestra entrega. Una mirada cálida, reposada, llena de cariño, vale más que mil miradas pasajeras.

Un beso, el mejor de los que tengo.

Alex

Manuel dijo...

Nelken, desde el otro lado, simplemente desde alli, te digo que felicidades por estar en el camino.

Y gracias por darnos pistas para la serenidad.

Un beso.

Anónimo dijo...

¿Dónde está el otro lado del cielo?... Sonreir ante la vida es la mejor forma de abrir nuestro corazón a quienes queremos.

Nelken, escribes bonito porque tú eres bella por dentro y por fuera.

Un beso.

Mila

Nelken Rot dijo...

Uuuy! PEro si dejé unas semillas en mi blog y me han crecido una flores comentario maravillosas, qué gracia!!

El otro lado del cielo, es lo que tiene...

Gracias amig@s por crecer tan bien en este territorio de Nelken Rot.

Love por dentro y por fuera. ;-D

NR

Valeriano Franco dijo...

Absolutamente cierto. Lo sucribo totalmente. Para ponerle música.
Un abrazo
Valeriano

Anónimo dijo...

Es que tu jardin (garden) tiene abundancia de plantas. Y con buenas raíces. Ahora que el frio se irá será la Primavera lo convertirá en un lugar donde tomar el solecito con palabras y pensamientos de esos que alimentan y nos ponen mejor. Ha sido un invierno durillo pero con sus compensaciones. Espero que siga el "éxito" de tus recitales o por lo menos una cierta plenitud interior.

Port

toñi dijo...

“Espero que ningún desamor sea tan lar­go. Pero mi breve paso por el cielo, ese sí que duró tantísimo. Tengo a estos vol­canes de testigos. Ninguna eternidad co­mo la mía”

Nelken, acertado y precioso aforismo, aunque la canción no se queda atrás.

Sabias mujeres: tu bisabuela y Prudencia.

Besos.

Toñi

Nelken Rot dijo...

Querido Port, deseo que llegue la primavera sin lluvias, con un sol tibio que nos permita quitarnos la ropa, sin agobios. El frío está acabando con mi paciencia. Suerte que nos queda el calor de público que nos alimenta el alma.

Y a ti querida Toñi, qué decirte sino que has captado el sentido original de esta entrada y que seguir los comentarios rompe el climax. solo decir que este frío es una eternidad que pronto terminará.

Rosa dijo...

Nelken, hermosa reflexión desde la generosidad y el amor, que en defintiva es el que mueve los hilos mas delicados de este mundo y a la vez los mas intensos.

Un placer leerte y dejar de sentir el frío para irnos al otro lado del cielo contigo.

Un beso

Anónimo dijo...

Aaay! Rosa traete el Sol de Murcia si lo hubiere, y que se quede un ratito largo, sin intensidades y con pocas lluvias.

Un placer tenerte cerca.

Nel