visita mi web creativa

viernes, 16 de julio de 2010

Conversación secreta

Ilustración de Paz Aymerich
http://www.paz-aymerich.com/

Las luces de mi pequeña ciudad se apagaron, me pregunté que quién lo hizo, pero sabía que en ese momento importaba poco, sólo me quedaban adoquines destartalados por tentar a punta de zapato como respuesta inmediata a mis preguntas y maldiciones. De pronto sentí la noche cerrada, pese al calor y la ausencia de nubes. La sentí silenciosa, pese al eco de las risas del público urbano que contemplaba, con asombro y gran atención, al mimo de Sol que actúaba a altas horas de la madrugada. Todavía su imagen y la risa resonaban en mi memoria. La algarabía popular de fiesta nocturna improvisada en pleno centro de Madrid desaparecía de mi mente según avanzaba de camino a casa.

La calle donde vivo se transformó en una bajada oscura, sin velas. Los tacones, que ya me mataban desde horas antes, inestabilizaban aún más mis pasos, ralenticé mis andares de zancuda inexperta y dejé que mis brazos equilibraran tanta zozobra. Canté para acompañarme Hard times come again no more. Bajaba, bajaba por mi calle con calor y sin luz, los zapatos, recién estrenados, no eran los más adecuados. Me pareció que ser coqueta tributaba en Hacienda y que me había tocado pagar en especie. Al llegar al zaguán de mi portal, miré de nuevo exhalando el aire, aliviada; poco antes de conseguir abrir la puerta a tientas alcé la vista al cielo y para mi sorpresa me sentí gratamente observada.

La osa mayor, tras muchos años de ausencias, esta noche vino a mi encuentro a recordarme dónde está el norte, a iluminar mis miedos de niña grande, a decirme que por muy negro que se vea todo, siempre hay luz al final del túnel. Me quito los zapatos y descalza entro más sabia por la puerta del ascensor, mientras, tarareo bajito Me llaman el negro feliz.




9 comentarios:

Mari Carmen Azcona dijo...

“sólo me quedaban adoquines destartalados por tentar a punta de zapato como respuesta inmediata a mis preguntas y maldiciones.“

Qué hermosa manera de encontrar el Norte. Por eso aquella noche la Osa Menor movía la cabeza asintiendo...ahora lo comprendo.

Precioso texto con frases para apuntar en el blog de la memoria. Yo también espero que los momentos difíciles no vuelvan nunca más...pero si llegan que tengamos la fortaleza suficiente para afrontarlos.

Me acordaré de ti cuando estrene zapatos nuevos y recordaré esta magistral frase:
“Me pareció que ser coqueta tributaba en Hacienda y que me había tocado pagar en especie.”

Mila musu zuretzat.

PD.
Recomiendo a todos escuchar, a falta de tu voz, la de Mavis staples, gran cantante de Gospel y Soul.

“Hard times come again no more”
http://www.youtube.com/watch?v=KZsO348BOW0

Nelken Rot dijo...

Egu non darling!! Perdona mi mala ortografía en euskera, no recuerdo exactamente cómo es la forma correcta de dar los buenos días, de cualquier modo dejo la semilla y la intención para que llegue a tu corazón.

Las conversaciones secretas suelen tener frases bellas, pero la versión del Hard Times que nos regalas es simplemente magnífica. La voy a subir con la entrada y la difundiré.

Ojalá consigamos para esta época un auténtico New Deal que nos abra el camino de vuelta hacia el bienestar colectivo. Que recuperemos todos la calidez de la buena estrella.

Muakales

Nel

Mari Carmen Azcona dijo...

La forma correcta de dar los buenos días es la que has utilizado: la del corazón y el cariño. Los buenos deseos si son de verdad no necesitan gramática y los tuyos lo son.
Pero como siempre es bueno aprender, a mí me entusiasma, el modo que corresponde a buenos días es: Egun on.

¿ Qué bonito la mezcla de idiomas Verdad ?

Sabía que te gustaría la versión de Mavis Staples...

Un beso y un fueeeerte abrazo.

Anónimo dijo...

Magnifico texto.

Impressive song, impressive pictures. Impressive conversation.

Ando por aqui, entre retirada y retirada...y al escuchar la canción y sus imágenes recuerdo aquella impresionante novela de Steinbeck, Las Uvas de la Ira, y la correspondiente gran película de John Ford. Ambas eran eso.

Los malos tiempos...y, sin embargo, cambiando de escenario y de época, malos y buenos tiempos son todos. Sólo el marco de referencia cambia, sólo la aproximación del ser humano.

Nosotros, los que todo lo vemos a través de la palabra, no sabemos que éstas aprietan menos que el hambre, menos que la falta de calor, menos que la necesidad real de sustento.

A veces nos embarcamos en nuestras pequeñas tristezas de la "superestructura" sentimental, como la llamaría el análisis del filósofo Marx, superado o vaciado en algunas de sus consecuencias, pero todavía válido en algunos de sus escritos.

Sí, tu conversación secreta se hace pública a retazos porque la has compartido con una amiga y la has dejado expuesta como una pieza de pensamiento y literatura por si a alguien, capaz de entender y luego andar, le sirve para encender una luz.

Port

Anónimo dijo...

Encended las velas!! Ahí andamos todos caminando con voluntad para que la luz se quede cerca de nosotros.

Vuestros comentarios son luz y son camino.

Muchas gracias a los dos.

Nelken Rot

toñi dijo...

Me alegro de que la estrella polar haya ido a tu encuentro...y de tan preciosa conversación secreta.

Estoy de acuerdo con Carmen: una gran entrada con preciosas frases para guarda en el archivo de la memoria...Y también buena música, buen video y buena película “Las Uvas de la Ira” (el libro está en la lista de mis próximas lecturas).

Me uno a vosotros... He encendido una vela junto a un trocito de cuarzo purificado con la luz de la luna y cargado con el sol.

Nelken, gracias por animarme a escribir...Hasta el momento mis pinitos como escritora se reducen a los comentarios. Sois muy buenos escritores (as)... Me llena de orgullo poder caminar a vuestro lado.

Muchos besos.

Toñi

Anónimo dijo...

Buenos días guapa,

Para escribir bien hay que saber leer bien, y tú eres una magnifíca lectora, sabes leer entre líneas, así que date tú tiempo, pero estoy convencida de que eres una gran escritora, tan sólo tienes que probar. Engancha, promised.

Egun on

Nel

Nelken Rot dijo...

Toñi, parece que la luz de tu vela y el cuarzo purificado ha inspirado de forma secreta a Paz que ha dibujado por puro impulso la ilustración de esta entrada.

Qué la luz se siga expandiendo.

Muakales
NR

toñi dijo...

Un dibujo precioso.
Enhorabuena a las dos... y que la luz se siga expandiendo.

Muakales.

Toñi