visita mi web creativa

domingo, 5 de septiembre de 2010

Baby steps


Guardo en la caja de los hilos la palabra tirar. Soslayo del contenedor de reparto una sonrisa, un a mí sí me vale. Saco uno a uno los alfileres del acerico seco de mi corazón. Introduzco en mi dedo capital, corazón, el dedal que mueve y protege mi destino.

Preparo la tela de lino. Me decido por el color vainilla. Hilo y tela rompen el maleficio de lo tirado. El dedo corazón roza los bordes: la tela y el telar, el pulgar y la tela, roces. La urdimbre, el gusto por bordar la vida.

La aguja daña para unir. El dedal acompaña el camino. La intención es el valor. La acción, el nuevo traje. Transformo mi voluntad de caer tirada, de liberar el pasado, por un deseo de dar, por la conveniencia de vender.


Compro calcetines nuevos para dejar de andar descalza.

7 comentarios:

Mari Carmen Azcona dijo...

“El dedo corazón roza los bordes: la tela y el telar, el pulgar y la tela, roces. La urdimbre, el gusto por bordar la vida.”

No veo yo aquí pasos de bebé...No hay pasos dubitativos en espera de aprobación. Veo un texto lleno de intenciones, de puertas que se cierran para abrir ventanas. Un texto lleno de sensaciones. Puedo sentir el tacto de la tela, el sonido de la aguja al chocar con el dedal...”el gusto por bordar la vida” Qué hermoso...Gracias.

Me gusta la sonrisa...a mi también me vale.

Besos y miles de abrazos corazón.

Nelken Rot dijo...

Good night darling,

Leyéndote parece que tienes razón, y me da qué pensar sobre el título de esta entrada, sin embargo, a mi me parece que toda convicción empieza poco a poco, no sé sigo sientiendo el baby steps. Le echaré varias relecturas los próximos días, por si lo veo de otro modo.

Me encanta que la sonrisa también te valga, es una bonita prenda que nunca hay que dejar olvidada en el armario.

Beijoooos de miel y cerveja , qué raros, no? me salieron así.

Nelken

Manuel dijo...

Querida Nelken: una entrada llena de sugerencias para mí.

Desde "la caja de los hilos", expresión que me lleva a mi infancia y había olvidado (¿Cómo he podido olvidar la caja de los hilos?), hasta expresiones tan desgarradoras como "Saco uno a uno los alfileres del acerico seco de mi corazón" o "La aguja daña para unir"...

Lo único es que, andar descalzos, es mucho más beneficioso que ir a comprar calcetines. Es... como más natural, ¿no?.

Un beso.

Anónimo dijo...

Querida Nelken. ¿Qué tal te va la vida?... Me fascina tu particular forma de describir sentimientos. Tu última entrada me parece LO MÁS.

Felicidades. me encanta cómo escribes.

Un besito.

Mila

Anónimo dijo...

¿Blog? ¿Glob? Me ha encantado tu entrada. Me parece que tienes un estilo y un modo personal de acercarte a la Literatura que convierte una hilatura normal es un tejido rico e imaginativo. Hay cosas espléndidas, en este texto. Enhorabuena Nel, me ha gustado realmente. De verdad. Mucho.

Port, sometimes.

Anónimo dijo...

Querida Mila,

Cuánto tiempo sin saber nada de ti, qué bueno que vuelvas a la blogoesfera. Miraré por si te has animado a escribir algo. Me alegra que te guste leer mis entradas.

Un super abrazo

Nelken

Anónimo dijo...

My sweet dear Port, (always),

I´m happy you like it, but if you don´t please feel at home and enjoy your freedom for being always loyal to your feelings and considerations.

You are always welcome on my fields.

Love

Nelken