visita mi web creativa

martes, 12 de enero de 2010

Las barrenderas de nieve

Os veo subir cuando el cielo blanquea azules. Empujando las madres corajes suben por las cuestas de Hortaleza, hace frío y pese a clarear, decido encender la luz de la habitación. Dos horas más tarde salgo a coger el coche y ellas, pala en mano y botas de plástico en los pies, levantan quintales de nieves sucias, lágrimas negras que pesan como hijos sin padre. Os veo acicalar las calles, borrando rastros caninos, presiento cuando volteais los bloques de nieve vuestros músculos escondidos tras la ropa impermeable y fosforescente. Sonrisas apretadas frente al frío, llueve.


Ahí estáis, barrenderas de nieves con trajes de hombres refregando la calle para que no temblemos por miedo a caernos, para que no nos deslicemos en aterrizajes doloridos. Montañas de nieve gris resbalan por vuestras palas para aterir las raíces de árboles desnudos de ramas, tan poca tierra queda en esta gran ciudad.

Observo cómo caminais de vuelta reteniendo carros, bajando cuestas, desafío a la gravedad y, matiz sobre las diferencias de género. El camino de vuelta está bien limpio. Gracias por levantarme el alma con el lucero de la mañana, subiendo cuestas, tirando del carro. Desde la pendiente de asfalto rozáis el cielo.

7 comentarios:

Emilio dijo...

La enorme tarea de mover el mundo, de cubrirnos las espaldas...qué buen homenaje, Nelken, qué poca importancia damos a lo importante - casi siempre lo que hacen los otros - y cuánta a lo que hacemos nosotros - casi siempre sólo importante para nuestro albúm personal. Y no es que le reste importancia al album, sobre todo si está compartido en grupo por personas que saben apreciar el mundo interior...es que el mundo interior necesita, cada día, que lo de fuera esté limpio de hielo para que no nos rompamos la crisma, para que comamos, andemos y luego nos refugiemos en los sueños. Hace mucho tiempo que dije que he tenido la suerte de ser escritor, algo muy reconfortante a veces, pero infinitamente menos importante que ser cientifico, ingeniero o constructor a mano, de los que ponen los ladrillos. Está bien que recordemos, de vez en cuando, que somos una pequeña gota de vanidad en un oceáno de necesidad.

Port

Mari Carmen Azcona dijo...

Que buena vista y que cristalina forma de mirar tienes, porque ves lo importante alejándote de lo superficial. Porque ves que el mundo no se mueve solo, sino que lo hace empujado por todas las manos.

UN abrazo.

Nelken Rot dijo...

En creatividad nos decían que teníamos que crearnos una mirada. Siempre viene bien repensarse cómo uno mira, sobre todo si nos interesa la expresión artística, sea cual sea su formato. Thanks for your comment.

Tengo ganas de conocerte, nos vemos el sábado. ;-D

Mari Carmen Azcona dijo...

Crear una Mirada... Nelken, interesante tema para una conversación.
Siento que no pueda ser el sábado pero te prometo que se dará la ocasión. Yo también tengo ganas de conocerte, hasta que ocurra, seguimos encontrándonos.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

"Lágrimas negras que pesan como hijos sin padre". Por desgracia, la suerte y las oportunidades no son iguales para todos... ¡Qué injusto es el mundo!

Un beso.
Mila

Alejandro dijo...

Nelken, tu texto está salpicado de frases preciosas que ya han citado otros barrenderos de ideas y palabras, que lustran para gloria del autor. Con todo merecimiento, en este caso. Además de por eso, me ha gustado por la recreación de tus personajes. Más de una ocasión he expresado, públicamente, mi admiración por esos servidores que trabajan en silencio para hacernos más fácil la vida y que no falte de nada a los demás. Igual que Las barrenderas de la nieve, debemos tener presente al mecánico del ascensor, al cristalero, al del mono azul con la bombona de gas... Pocas veces nos paramos para regtalarles el premio de una sonrisa, pero creo que tienen tanto mérito o más que otros, quizá menos útiles, a quienes aplaudimos y vitoreamos con fuerza.

Gracias por la alegería que me has dado otra vez.

Besos

Alex

Anónimo dijo...

Al fin he podido entrar en tu blog y leer tus textos. Me ha encantado comprobar que sí, que has conseguido una mirada y una voz propias y que ambas son muy interesante. Enhorabuena. Siempre he creído que tienes mucho talento, ahora espero que sigas empleándolo en expresar lo que ves y eue compartas tu mundo con nosotros, tus lectores.
Un beso muy grande.
Montse