visita mi web creativa

martes, 19 de enero de 2010

No fueron tus manos, sino las mías


Cuando tenga una hija se llamará Nelken. Han pasado los años, y yo soy Nelken. Si volviera a nacer me gustaría ser negra para tener su voz y desgarrar la noche del Contra-club. Muchos inviernos han roto las páginas de los calendarios, cuando hay luna llena y las nubes lo ocultan todo, dicen que mi canto sabe al barro del Mississippi.

Si fuera rica sería mecenas y haría una comunidad de artistas. Desde hace años autogestiono mis proyectos culturales, todos saben que soy una artista en la tierra que gana su buen dinero. Si tuviera un espacio escribiría todo el tiempo. Ahora tengo las agujas del reloj a mi disposición, una chimenea donde mirar y escribo porque quiero.

Querida Nelken he construido una realidad maravillosa, la que siempre soñé para ti, motor de mis proyectos. Gracias por no venir a mi encuentro y dejarme ser el cuerpo de tan bello nombre. Al final, el paraíso fue construido, y no fueron tus manos, sino las mías quienes materializaron todo mi presente.

19 comentarios:

Manuel dijo...

Te saludo, Nelken, en mi primer paseo por tu Blog.

El signo que me recuerda un "Géminis" también me casa con la dualidad de lo que has escrito. O, quizá, como estoy desentrenado de leerte, puede que nada tenga que ver. Pero la idea que me he hecho a través de lo que leo es hermosa: Nelken motor pero su creadora construye por sí misma la idea de su propio ser.

Lo que más me gusta es sentirte dueña de tu tiempo, de tus silencios, de tus palabras.

Gracias por haberme prestado esos buenos ratos la otra noche. Fue hermoso compartirla.

Un beso.

Emilio dijo...

Vale, genios, tú y Javier... Dejadme rumiar todo esto. ¿Así que escribís los dos... cosas con el mismo título, pero diferentes y con personales contenidos?...vale, vale...Hoy mi cabeza no da para más que para decir que me parece un texto excelente. Y que me parece también una propuesta, por parte de ambos, muy interesante, un juego literario digno de Escritores en Red.
Claro que no se trata de ganar, sino de sugerir y participar. Esto son píldoras, buenas para ser tragadas con una sonrisa. Ya Santiago nos hizo una propuesta general de participación en un todo, en 2009. Esto va, de momento, de binomio creador. Sólo puedo juzgar, también de momento, la calidad literaria, en ambos casos, buena.
Entraremos después con más claves.

Nelken Rot dijo...

Hola Manuel, me parece muy interesante la lectura que haces del texto, aunque no termino de entender lo que apuntas sobre Géminis, más allá de la dualidad de la propuesta que se entrelaza, ¿quieres decir algo más o distinto?
No sé, de cualquier modo, bienvenido a estas tierras repletas de claveles rojos: Nelken Rot.

Thanks for your comment.

Nelken Rot dijo...

Estimado Emilio,

Me parece bien que abramos la veda.

Queridos amigos y amigas, a partir del pasado encuentro vimos que hay personas que escriben de una forma planificada, que establecen una estructura previa y un querer decir algo predefinido, y así van escribiendo sus textos en base a lo que deciden de forma racional y previa, entendí que básicamente escribían relatos.

Hay otras personas que se dejan llevar por estímulos, ideas, pulsiones y van fluyendo por el texto, y en ocasiones, dejan los finales abiertos, para que sea el lector quien cierre la historia. El formato puede variar.

La propuesta a la que estáis todos invitados a participar se trata de lo siguiente:

1.- Reflexionar sobre a qué grupo de escritores pertenecemos. ¿escribimos por impulso o planificamos lo escrito previamente?
¿nos gusta cerrar las interpretaciones o preferimos dejarlas abiertas?

2.- Una vez definida la tendencia natural de cada uno, se trataría de escribir un texto (formato relato, poema o prosa poética a elegir) que llevase por título: No fueron tus manos, sino las mías (También vale en otros tiempos verbales).

El elemento clave es que el escritor o escritora que quiera participar debería utilizar el proceso creativo contrario a su tendencia habitual a la hora de escribir.

No sé si he sido lo suficientemente clara en la propuesta. Si quieres Javier matizar algo más, adelante.

Os ánimo a que hagamos este ejercicio práctico para conocernos un poco más como escritores e ir intercambiando puntos de vista y de escritura.

Luego podríamos comentar qué nos ha aportado cruzar el charco, si nos ha gustado, si pensamos o no que hemos conseguido escribir de una manera diferente o no. Si nos gusta o no el resultado, .....

Alejandro dijo...

Querida Nelken, leí a Javier y en su texto vi algo innovador, único en lo que conocemos del autor. Ahora, después de leer esta entrada tuya (con título casi idéntico al suyo), colgada en la oscuridad de la noche (¿la misma?), me parece también otra pieza original, con puertas abiertas a bellezas comunes. Por eso, por lo que me evoca la similitud, a cualquiera puede transportarle a un divertimento escrito con las reglas que marcan los juegos de las noches locas, caprichosas, sugerentes, con caminos que terminan en cualquier destino, donde las manos, los barros, el tiempo, los cuerpos habitados... hacen que la vida empiece de nuevo en la eternidad de un instante.

Sea lo que sea, no dejéis la senda.

Besos, abrazos.

Alex

Nelken Rot dijo...

Alex, anímate a escribir tu No fueron mis manos, sino las mías, seguro que encuentras cosas distintas y así nos encontramos en la senda.

Good night

Nel

Mari Carmen Azcona dijo...

Construir un paraíso en la tierra...complicado aunar en la realidad lo deseado y la consecución de los sueños.
Independiente de cuales hayan sido las manos que escribieron el texto, enhorabuena si lo han conseguido.

Un beso.

Anónimo dijo...

Hola Nelken, siguiendo tu propuesta, he puesto esta nueva entrada en mi blog:"No son tus manos sino las mias". En el texto no sé si he conseguido alejarme de mi estilo habítual (creo que no). Sin embargo he disfrutado mucho escribiendo lo que me sugería el titulo. Espero que alguien más se anime a escribir sobre él.
Un besito.
Mila

Rosa dijo...

¡¡¡Que impresionante texto Nelken!!!. Me gustaría mucho apoyar tu sugerencia y escribir, cambiando la tendencia que me impulsa a hacerlo de forma habitual, pero no me siento capaz. Imagino que, de alguna forma, no reconozco aún ninguna tendencia natural en mí, salvo del placer de escribir de cualquier cosa que me haga sentir ese deseo.

De todas formas, creo que me cuesta “recomponer” lo escrito por otra persona, sobre todo cuando me ha gustado lo que dice, porque desde el momento en que lo leo, forma parte ya de un espacio difícil de modificar, puesto que ha buscado su lugar dentro de mí y removerlo, solo me haría sentir una especie de profanación a ese primer encuentro.

Igual es una exageración, pero a estas horas, creo que puedo permitírmelo Nelken y dejar claro que el placer que me ha producido la lectura de lo que has escrito, debe quedar ahí…. Después vendrán otros “cuentos”.

Un beso y muchos deseos de vernos de nuevo

Morfeo de Vetusta dijo...

Acepto el reto.

Doctor No dijo...

Yo también.

Santiago Solano dijo...

Estimada Nelken

Intentaré escribir del revés.

Javier dijo...

Joer, Nelken, te expresas como un libro abierto. Nada que añadir al asunto. Sólo decir qeu lo he disfrutado.

Nelken Rot dijo...

Cielos!! Me han crecido un montón de comentarios y lo mejor, muchos os habéis movilizado a escribir. Iré por partes como las integrales:

Mari Carmen, los paraísos no son fáciles pero tampoco imposibles, tampoco son eternos, pero son muy ricos en el momento en el que se producen. Hay veces que nombrándolos, éstos tienen lugar, de ahí la importancia de las palabras. Me encantó tu relato en Tirano Banderas, ya sospechaba yo que eras una gran lectora por la profundidad y el acierto de tus lecturas a la hora de comentar las entradas de todos. Anímate tú también a explorar otros territorios, si te apetece.

Mila: has sido pionera en un hilo que hemos tendido Javier, Emilio y yo, avanti popolo!!

Chicos, estoy encantada con la aceptación del reto.

Querida Rosa, entiendo el espacio sagrado que has reservado para esta entrada, te agradezco infinito que le hayas abierto un espacio en tu corazón a estas manos.

Por otra parte, mirálo si quieres desde otro lugar, menos puro, pero más aventurero. La frase de las manos surgió como un motor generador de textos, para que cada persona diera forma a sus manos y las de otro, o todas las manos juntas o todas separadas.... Mira a ver si te apetece tomarte el título no como un préstamo sino como un regalo o mejor aún, como un ejercicio de los que nos ponía Montse cuando íbamos a su taller, donde luego cada uno compartía su visión, sin restar solo sumando.

De cualquier modo, siente libre de escribir lo que consideres oportuno.

El texto de Santiago está muy bien hilado, ahora no sé dónde puedo leer las otras aportaciones. Ya me lo ireis contando.

Un abrazo a todos

Nel

Emilio dijo...

Hola Nelken...Santiago se ha brindado, dado que no puedo poner el texto ahora en mi blog, como dije, para no romper la dinámica de un proyecto, el ensayo sobre Poesía y sus componentes y esencias, hecho por parte de Escritores en Red y al que se está respondiendo con comentarios espléndidos...retomo, pues se ha brindado a colocarme, ya veremos como, en el suyo mi aportación a la idea, un relato, creo que diferente a las líneas exploradas hasta ahora. De todas formas, tengo que descubrirme porque eres una "dinamizadora cultural" nata, además de escribir uns textos especiales, bien escritos y muy originales...Asi que espero que disfrutes el papel que estás jugando. Creo no equivocarme si te digo que todos estamos encantados con tu entrada... y tu respuesta en todos los sentidos.

Port

Mari Carmen Azcona dijo...

Nelken, donde haya aventuras, allí estaré yo, no lo dudes nunca soy aventurera por naturaleza.

Un beso y gracias por animar y dinamizar este grupo.

Anónimo dijo...

Doctor NO, sin mí no existes, así que...yo también.
James Bond

Anónimo dijo...

Los que no existís sois ninguno de los dos...sin mí. Ni tú, Doctor No, ni, por supuesto, James Bond. Esta manía, propiciada por Santiago, de que los personajes vivan por si mismos, debe cortarla alguíen que tenga la cabeza sobre los hombros. Por alusiones sobre mi obra, lo harè yo. Son mis manos, no las suyas, las que los han creado a ellos.
Y usted, Sr. Morfeo de Vetusta, ¿se puede saber quién es?

Ian Fleming

Valeriano dijo...

Me das pie para divagar, y me encanta hacerlo. Quisiera responderle a aquel otro yo que no existió, porque un día en una encrucijada tomé otro camino. Pero si no lo hubiera seguido y pudiera encontrarme con ese otro yo inexistente y pudiera recorrer su historia como puedo recorrer la mía, ¿Qué podría responderme? ¿Muchacho, te equivocaste? o, ¡Qué acertada elección, amigo¡
Tal vez escriba un poema sobre esto. Tine un pellizco que me impulsa a darle vueltas.
Un saludo, amiga
Valeriano